Cómo protegernos de la lluvia en bici

lluvia bici benidorm

Cuando cae la lluvia son muchas las personas que dudan si coger o no la bici. Con unas pocas medidas podréis disfrutar de una experiencia única sobre vuestra bicicleta.

Es una sensación muy agradable y relajante. Si aún no lo has probado, no esperes más. Pero para que nuestro viaje sea lo más placentero posible y no acabemos empapados de agua y calados hasta los huesos, tendremos que protegernos de la mejor manera posible.

Lo primero que debemos saber, es que cuando circulemos bajo la lluvia, la conducción no puede ser la misma que cuando lo hagamos por asfalto seco. Tendremos que circular con más cuidado, más despacio, frenando mucho antes que en una situación normal, aumentando la distancia de seguridad con el vehículo que tenemos delante y con especial cuidado a las señales pintadas de blanco en el suelo (ya que se vuelven muy resbaladizas cuando se mojan) y las rejillas o alcantarillas.

Será conveniente llevar encendidas las luces. En situaciones de lluvia la visibilidad de los vehículos disminuye, así que tendremos que hacernos ver. Una prenda reflectante también será de gran ayuda, si es de noche.

Al circular bajo la lluvia, al igual que cuando circulamos cuando hace frío, es importante mantener el calor corporal. Tendremos que protegernos bien. No es recomendable ponernos muchas capas de ropa porque acabaremos sudando y sofocados. Recuerda que mientras vas en bici ejercitas tu cuerpo, lo que te hace entrar en calor. Así que es preferible pasar un poco de frío al principio. Si no, también podremos aflojarnos la ropa a medida que pedaleamos. La ropa interior a de ser transpirable en la medida de lo posible, para no destemplarnos con el sudor frío.

El accesorio principal para protegernos de la lluvia y que no puede faltar, es un chubasquero (o poncho). No hace falta que sea una coraza, uno ligero y fácil de transportar nos servirá. Plegado ocupa muy poco espacio. Si hace viento y el chubasquero no tiene cuerdas para apretarlo, puede ser interesante llevar el casco, para evitar que la capucha del chubasquero se nos vaya para atrás mientras pedaleamos. Pero por lo general no es necesario.

Unos guantes impermeables también serán indispensables. Las manos son una de las partes por las que más temperatura corporal perdemos. Si además de eso se nos mojan, lo pasaremos mal en nuestro viaje y acabaremos con las manos caladas. Para evitar eso es muy importante llevar unos guantes que repelan el agua y nos mantengan las manos calientes y secas.

Si nuestro chubasquero no nos protege las piernas, una opción será llevar unos Cubrepantalones o algún invento casero. Si lo que queremos es hacer deporte, existen pantalones impermeables para ciclismo.

Si además de la lluvia tenemos una situación de viento o estamos en una bajada, llevar unas gafas protectoras será muy importante para que no nos entre el agua en los ojos.

Unos guardabarros serán imprescindibles si queremos evitar que nos pongamos perdidos de agua o barro. La rueda de adelante, mientras gira nos va salpicando el agua en la parte frontal de nuestro cuerpo. A veces el agua puede llegar hasta nuestra cara. Y la rueda de atrás nos salpicará el agua a nuestra espalda. Si además existe barro nos pondrá la ropa hecha unos zorros.

Como último consejo, si en vuestro viaje llueve con mucha fuerza, esperad a que escampe y después continuad con vuestra marcha.

¿Quieres pedalear bajo la lluvia?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s